Reconocimiento especial 2020

Acta de Reconocimiento especial 2020

La Asociación Cultural Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra, decidió en su junta de 2012 promover,  conjuntamente con el premio de poesía Carmen Merchán y para ser entregado en el mismo acto que éste, un  Reconocimiento especial para aquella o aquellas personas, asociaciones, instituciones, empresas, etc., que hayan  desarrollado o estén desarrollando una labor especial en beneficio de los cazalleros o de Cazalla.

En esta octava convocatoria el jurado que ha decidido a quien debemos de otorgar este Reconocimiento ha estado  constituido, al igual que en las anteriores, por D. Ángel Martínez Rus, D. Indalecio Martín Barrero y por Jacoba Merino  Merchán (sin voto), y ellos han fallado a favor de Mercedes Ayllón López, con el siguiente razonamiento que la  Asociación hace suyo y suscribe:

Este año el Reconocimiento Especial recae en Mercedes Ayllón López, enfermera de profesión y Directora de la  Unidad de Gestión Clínica de Cazalla Guadalcanal Alanís.Ha sido la elegida por los méritos contraídos durante  muchos años, aunque en principio advertimos, que al ser personal sanitario, la elección pudiera parecer oportunista en  el contexto de aplausos a sanitarios y declaraciones de heroísmo de los mismos durante la pandemia. Este hecho  hizo que incluso planteáramos descartar la candidatura.

Sin embargo un mensaje de voz de Jacoba nos devolvió la  sensatez y volvimos al inicio. ¿Por qué no iba a ser un valor añadido y por lo tanto reconocido, su excepcional trabajo  durante la crisis sanitaria que aun padecemos?

Mercedes no es de Cazalla, es de Jédula, pueblo de la provincia de Cádiz situado entre Arcos de
la Frontera y Jerez.

Mercedes no vive en Cazalla, vive en Guadalcanal, donde se estableció con Juan Luis, su marido, su Juanlu, y trajeron al  mundo a sus dos hijos, Julia y Javi, con los que a pesar de su edad sigue ejerciendo su papel de madre protectora.

Pero su lugar de trabajo desde hace más de 20 años es el Centro de Salud de Cazalla, donde ejerce como Directora de  la UGC, actividad laboral que le hace permanecer durante muchas horas aquí, en presencia física que se deja notar, y  otras muchas más mentalmente desde su casa dándole vueltas a cuestiones relacionadas con el trabajo.

Incluso en sus propias vacaciones aparece alguna vez por el Centro para sorpresa del personal.

Es enfermera comunitaria y comenzó trabajando como tal en tareas asistenciales, y durante años desarrolló su labor,  sobretodo en el medio rural, hecho que le proporcionó un bagaje de gran valor y que posteriormente le fue de gran  utilidad en las tareas de gestión que le fueron encomendadas.

Tras su rostro angelical se esconde una mujer fuerte, a veces dura, decidida, tenaz, constante, trabajadora; pero al  mismo tiempo nos podemos encontrar a la Mercedes emotiva, con lágrima fácil, pero escondida, y aunque no lo  parezca capaza de derrumbarse pero con una gran capacidad para volver a activarse y saltar como un resorte para seguir con su tarea.

Dirige y lidera con un modelo de gestión peculiar, diferente, por supuesto respetando la
legalidad vigente, pero aportándole un toque personal, añadiéndole al rigor propio del cargo,
usos y maneras que proceden de su propia personalidad así como de su experiencia previa
como enfermera de pueblo y no como profesional estricto de la gestión sanitaria de mesa de
despacho.

Es legendaria su búsqueda de médicos para poder atender a la población, en tiempos de carencias de estos  profesionales, para poder mantener todos los servicios que se ofrecen (planificación familiar, cirugía menor, pediatría, programas de diagnóstico precoz, consultas de tarde, etc.) además de la asistencia propia de la atención primaria. Y mucho más, encontrar médicos que quieran venir a trabajar y vivir a zonas rurales. Ella los encuentra y los convence.

Destaca en ella su compromiso social y su firme defensa del sistema sanitario público, sobre todo en momentos en los que ha estado en riesgo su sostenibilidad y viabilidad tal como lo conocemos a día de hoy.

Admirable resulta su relación con el personal que forma parte del equipo, tan diverso, con el que intenta siempre el consenso, el convencimiento, favoreciendo en la medida de lo posible la conciliación familiar y todos los aspectos que rodean a las relaciones laborales, para una convivencia agradable y un trabajo en equipo eficaz.

Después de tantos años, podríamos relatar aquí numerosos asuntos, que gestionados por ella han llegado a buen fin, algunos de más envergadura que otros, episodios sucedidos, anécdotas, llantos, sofocones varios que incluso han atentado contra su salud, y se nos haría muy largo y prolijo.

No sabemos si por estos lares existirá alguna persona que haya aportado tanto a una comunidad durante tanto tiempo, como ha aportado Mercedes.

En síntesis, podríamos decir que su gran mérito ha sido y es, contribuir decisivamente a la protección y promoción de un BIEN, el más preciado, el máximo, como es la SALUD.

Convendría aclarar que la salud no es un derecho, es un BIEN, que viene determinado por la genética, los hábitos de vida, los factores ambientales, factores sociales como la pobreza y en menor medida por el Sistema Sanitario.

La Constitución de 1978 reconoce en su artículo 43 el derecho a la protección de la salud, encomendando a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas, por un lado, y de las prestaciones o servicios necesarios, por otro.

Es ese derecho de los ciudadanos a la protección de su salud lo que mueve siempre el proceder de Mercedes, por encima de cualquier otra circunstancia.

Dedica a ello mucho trabajo, en cantidad y calidad, empeño, dedicación, esfuerzo personal, renuncias personales y familiares, anhelos. En ocasiones es obstinada, hasta la pesadez, con tal de conseguir su propósito, que casi siempre consigue y cuando los demás estamos cansados y aburridos, ella sigue y sigue.

Como colofón a toda esta labor, llega la crisis sanitaria originada por la pandemia que ha provocado el SARS-COV-2, que persiste a día de hoy y que seguirá algún tiempo con nosotros.

Es cierto que esta zona no se ha visto especialmente castigada por la enfermedad, como también es cierto que en las primeras semanas, cuando veíamos que no se trataba de una

simple gripe, sino que enfermaban de gravedad y morían no sólo personas mayores y con problemas de salud previos sino también jóvenes o adultos previamente sanos.

Se instaló entre nosotros el miedo. Miedo a algo nuevo, desconocido. Miedo a morir, a perder el empleo, a la ruina económica, a perder a seres queridos. Todo ello dio lugar a la incertidumbre, y la incertidumbre sabemos que genera mucha angustia.

La población buscaba respuestas en el personal sanitario, que era incapaz de proporcionarlas, porque además también sentía ese miedo, por ellos mismos y por sus familiares y convivientes.

La gestión de ese miedo y de esa incertidumbre también recayó en su persona, además de seguir prestando la atención sanitaria a la población y de organizar la adaptación de los centros de salud y de la forma de trabajar a las nuevas circunstancias, en ocasiones anticipándose con sus decisiones a las directrices que iban llegando desde instancias superiores y que a veces nos parecían descabelladas o simplemente carentes de sentido.

A su preocupación habitual por los ciudadanos, por contener la propagación del virus en la comunidad, por organizar el aislamiento y posterior seguimiento a diario de los casos posibles sin la posibilidad de realizarles las pruebas (incertidumbre), se unió la obsesión por proteger a los profesionales que trabajan en nuestros centros.

En esas primeras semanas, los medios de protección eran escasos, pocas mascarillas, poca solución alcohólica, los famosos EPIs llegaban a cuentagotas, las pantallas y gafas se limpiaban, se desinfectaban y se volvían a utilizar.

Pero volvamos a su modelo de gestión un tanto sui géneris.

Ella lo guarda todo.

Aún mantenía en el almacén (su despacho) los EPIs que le enviaron durante la crisis del virus Ébola y que fue lo primero que se empezó a utilizar.

Indagó hasta conocer que otra institución pública con sede en Cazalla disponía de EPIs de calidad en forma de monos que no usaban en ese momento. Contactó con un responsable de dicha institución que le proporcionó una importante cantidad de estos recursos y con ello palió de alguna manera la escasez de aquellos medios de protección tan valiosos.

Terminar diciendo que su trabajo silencioso, discreto, durante la pandemia ha sido y sigue siendo digno de elogio y admiración, así como poco conocido por la población que ella tan eficazmente protege.

Probablemente, y debido a dos rasgos destacados de su personalidad como son la discreción y la humildad, ella intente repartir méritos y parabienes con los profesionales que dirige y a los que ha sacado lo mejor. Pero durante todos estos años y por supuesto en la crisis sanitaria reciente, su labor ha estado por encima de todos.

Es por todo ello que entendemos que reúne méritos más que sobrados para recibir el Reconocimiento Especial que hoy se entrega.

 

Por dichos méritos esta Asociación se suma a las apreciaciones del Jurado y otorgará dicho Reconocimiento, con diploma y regalo (fabricado ex profeso) en la noche del martes 12 de agosto de 2020, en el mismo acto de entrega del Premio de poesía Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra. Acto al que están invitados todos los cazalleros.

Fallado el XVIII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen Acta XVIII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/ Cazalla de la Sierra 2020

Reunido por videoconferencia (Cazalla de la Sierra, Alanís, Madrid, Castellón), en sesión celebrada el día 4 de julio de 2020 el Jurado que ha fallado el Decimoctavo Premio de Poesía CARMEN MERCHÁN CORNELLO-CAZALLA DE LA SIERRA 2020 compuesto por: Eduardo Merino Merchán, Jacoba Merino Merchán, Ma Victoria Montoliu Ulldemolins, Leopoldo Espínola Guzmán, Enrique González Pol y Antonio Parrón Camacho.

Al Premio concurren un total de 382 libros, recibidos en esta convocatoria, de manera excepcional, sólo por correo electrónico. Se hicieron varias selecciones previas, de 46, 25 y 12 libros, de las cuales se fue informando en los canales habituales.
El Jurado, que ya disponía de los 12 libros previamente seleccionados, valoró sus méritos y tras varias lecturas, deliberaciones y reflexiones decide por Mayoría otorgar el premio al libro Lo que de amor yo sé. Abierta la plica correspondiente, el libro ganador resulta ser de Ricardo Bermejo Álvarez (Fuente de Cantos, Badajoz, 1961; residente en San Fernando, Cádiz). Autor de una amplia obra poética y galardonado en prestigiosos premio de poesía. Bermejo había ya obtenido nuestro premio en 2010, cuando éste se convocaba en la modalidad para un solo poema.
Los libros que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas o títulos siguientes: Sí, logos y Noticia del asedio.

Informado telefónicamente en el mismo acto el poeta del otorgamiento de su premio, el Jurado procede a su disolución en la tarde del 4 de julio de 2020. El libro que ha obtenido el XVIII Premio Carmen Merchán  Cornello/Cazalla de la Sierra estará disponible en parte para su lectura en la página web de la Asociación convocante, www.carmenmerchan.com, una vez que sea editado en papel.

El acto de entrega de los premios tendrá lugar, si las circunstancias sanitarias no lo impiden, en la noche del martes día 12 de agosto de 2020 en Cazalla de la Sierra, con presencia del poeta premiado.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Luis Miguel Benito Benito, Víctor Carrascal Fuente, y Emilio Merino Merchán. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de  la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Cazalla de la Sierra, 4 de julio de 2020

 

Libro ganador

Lo que de amor yo sé de Ricardo Bermejo Álvarez.

A continuación se reproducen 2 de los poemas pertenecientes al libro.

Mi corazón y el mar

A veces el amor me parece infinito,
tan minuciosamente inmenso y prodigioso
como las caracolas donde resuena el mar.

Entonces me enamoro de detalles minúsculos,
de, por ejemplo, cómo les hablas a los álamos
o caminas despacio, funambulescamente,
junto al río de la vida.

Y también me enamoro
de escoger las palabras con que intento decir
que a veces el amor se parece a la angustia
sin fin e irremediable del verso de Machado:
“Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar”.

A veces el amor parece estar de vuelta
de imposibles confines a los que no hay distancia
y me ofrece un adverbio de lugar junto a ti.

Entonces me enamoro de un bisiesto año luz
o ver girar los radios de nuestras bicicletas
mundo a través, de paso hacia nosotros mismos.

Y también me enamoro
de la mirada párvula, sin rumbo y sin destino
con que escrutas el mar resumido en un atlas
o contemplas la ausencia que se augura en el aire
cuando se ha disipado el humo de los barcos.

A veces el amor se parece a la magia
de nevar los almendros sobre el pecho de marzo
o sacarse del sueño un pañuelo interminable.

Entonces me enamoro de lo que no comprendo
pero me maravilla: de los tonos flamantes
con que la primavera repinta el mundo y tiñe
tu voz de transparencia.

Y también me enamoro
de ver llegar cigüeñas a las torres del pueblo
o de puntear la diéresis de esta íntima palabra
cuyo vuelo retorna del helor de otro río
cual alma fugitiva que viene a dar canciones.

Y a veces el amor no se parece a nada
de lo que sé o conozco
y es un escalofrío
al final de las tardes dulcemente lluviosas.

Por eso me enamoro, sin darme apenas cuenta,
del vaho de la vida que empaña la ventana
desde donde te miro llegar a este poema
con tu luz bajo el brazo.

Y también me enamoro
del lapso de penumbra que precede a las lámparas
o de oírte decir, como si declamases,
que a veces el amor se da un aire a los sueños
leídos en voz alta

y a esta melancolía.

Modus amandi

“… est amare sine modo”
(San Bernardo)

Amar así: sin nada

que quitarse o ponerse,

sin costumbre de encajes,

sin perjuros susurros,

sin contar con refuerzos,

sin garantía que cubra

los daños y las pérdidas,

dejando en prenda solo

un mortal compromiso

con el tiempo:

la vida.

Selección Final para el XVIII Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra 2020

 Los 12 libros que han sido seleccionados, finalmente, son los presentados con los lemas o títulos siguientes (el número que antecede a cada título corresponde al orden de recepción de originales):

 

39     Lo que de amor yo sé

99     Letra de vuelta

113   Sí, logos

116   Música de cereales

158   Apuntes para un canto nuevo

176   Casa natal

178   Cajones cerrados

244   Génesis

260   Noticia del asedio

299   Humo de te

300   Cómo medir las tormentas

306   El hombre que no soy

 

El fallo del premio, que según las bases se tendría que producir antes del 30 de junio, al haberse aplazado la fecha de entrada de originales y también debido al gran número de libros recibidos, se dará a conocer el lunes 6 de julio

 

28 de junio 2020

 

Segunda Selección XVIII Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra 2020

Los 22 libros que han sido seleccionados, en una segunda ronda, son los presentados con los lemas o títulos siguientes (el número que antecede a cada título corresponde al orden de recepción de originales):

 

1       Tahúr de escalofríos

32     La autocaravana

39     Lo que de amor yo sé

99     Letra de vuelta

108   Fruta encendida

113   Sí, logos

115   Una lista de asombros infinita

116   Música de cereales

158   Apuntes para un canto nuevo

176   Casa natal

178   Cajones cerrados

196   Crónica del petirrojo

242   La luz en las cerezas

244   Génesis

251   Lunario

260   Noticia del asedio

299   Humo de te

300   Cómo medir las tormentas

306   El hombre que no soy

311   Capeando el temporal

330   Describiendo la intemperie

370   Silencio en llamas

 

22 de junio 2020

Primera Selección XVIII Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra 2020

Los 46 libros que han sido seleccionados, en una primera ronda, de entre los 382 considerados válidos para concurrir al Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra 2020, son los presentados con los lemas o títulos siguientes (el número que antecede
a cada título corresponde al orden de recepción de originales):

1 Tahúr de escalofríos
32 La autocaravana
39 Lo que de amor yo sé
51 Cantos de lo imaginario
67 Aislamientos
80 La calle es suya
85 Continentes emergidos
96 Obsolescencia programada
98 Queríamos saber qué era una rosa
99 Letra de vuelta
101 Negativo el artista inédito
108 Fruta encendida
113 Sí, logos
115 Una lista de asombros infinita
116 Música de cereales
130 Diosmar
152 Jardín al pensamiento errante
158 Apuntes para un canto nuevo
171 Refranero en descomposición
176 Casa natal
178 Cajones cerrados
192 El otro lado
196 Crónica del petirrojo
236 El camino oculto del poema
242 La luz en las cerezas
244 Génesis
251 Lunario
255 Más allá de la locura
260 Noticia del asedio
271 Impresiones caníbales
291 El principio y la tormenta
299 Humo de te
300 Cómo medir las tormentas
302 Prefiguraciones de la memoria
306 El hombre que no soy
309 No hay habitaciones disponibles
311 Capeando el temporal
314 Ciudades dormitorio
330 Describiendo la intemperie
340 Que también era dulce
354 De solitudine permanentes
365 La otra orilla
368 El experimento 300 versos
370 Silencio en llamas
372 Sinfonía del mundo imaginario
375 Desposados

Fallece el Poeta Luis de Blas

El poeta Luis de Blas Fernández (Luis de Blas para la poesía), de Alcalá de Henares, falleció este pasado mes de marzo al complicarse una enfermedad previa con el Covid 19. Tenía 85 años.

Luis de Blas había ganado el Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra en 2008, en su Sexta convocatoria. Se le entregó el premio en la Antigua Iglesia de San Francisco, en un acto presidido por el entonces alcalde de Cazalla Carmelo Conde. En aquella ocasión dije de él: “Luis Blas Fernández, hijo de ciudad ilustre y letrada, viene a prestigiar nuestro premio y ¿por qué no? nuestro pueblo. Su currículum poético y vital, que no expondré,  pues es fácil encontrarlo, es deslumbrante y no me queda más remedio que agradecerle que haya concursado en nuestra modesta iniciativa”. Hoy me reafirmo en todo ello. En cada ocasión en que he podido comunicarme con él desde entonces me ha hablado y escrito con fervor de nuestro pueblo y de nuestro premio. Para su mujer, Victori, que le acompañó en aquella ocasión y sus hijos, nuestro sentir más pesaroso.

Eduardo Merino Merchán

Asociación Cultural Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra

Comunicado de la Asociación Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra sobre modificación de las bases de la convocatoria del XVIII Premio Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra, en lo que se refiere a forma y plazo de presentación

Debido a las circunstancias de todos conocidas y las dificultades que ellas conllevan, esta Asociación ha decidido modificar la Base nº 4 de la convocatoria de este año en el sentido de que se omite la obligatoriedad de enviar copia en papel. Para quienes participen sólo por correo electrónico han de enviar dos archivos: Uno con el libro a concurso y su título en el asunto. Y otro, con la plica. Este segundo archivo llevará en el asunto el título del libro y la palabra plica. Asimismo, se amplía el plazo de presentación hasta el 25 de mayo de este año 2020.

El resto de las bases se mantienen en su redacción original. Si la situación lo recomienda se volvería a informar de posibles modificaciones.

Lamentamos las molestias. Nuestros mejores deseos para todos.

XVIII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello – Cazalla de la Sierra 2020

 “Allí estaba, palabra por palabra,

el poema que ocupaba el lugar de una montaña”

 (Wallace Stevens)

“Tal vez por eso escribo

acerca de lugares.

Sitios donde la muerte

simplemente es más lenta”

 (Álvaro Valverde)

 

¿Dónde está ese lugar que nos acoge, que nos recoge?  El lugar en el que reposar las palabras, una a una, hasta crear una montaña, un río, un árbol de lenguaje.  Ese lugar que, simplemente, nos diga que no somos olvido. Ese lugar se llama poesía, lo que hacemos para no arrepentirnos de no haberlo hecho (algún poeta dixit).  Por ello, los descendientes de Carmen y Miguel, titulares del recuerdo, a través de la Asociación Cultural “Carmen Merchán Cornello”, convocan el Premio de Poesía CARMEN MERCHÁN CORNELLO-CAZALLA DE LA SIERRA 2020, en su Decimoctava edición, que se regirá conforme a las siguientes

BASES

 

1ª.- Podrán concurrir a este Premio todos los poetas que lo deseen, cualquiera que sea su lugar de residencia u origen, con excepción de quienes hayan resultado premiados en las dos convocatorias anteriores.

2ª.- Los libros habrán de estar escritos en castellano, serán originales y rigurosamente inéditos en su totalidad (incluyendo páginas webs y blogs.), no habiendo sido premiados en otros concursos. Podrán estar concursando al mismo tiempo en otros premios, pero si obtuvieran alguno antes de ser fallado éste, deberán comunicarlo al correo de la asociación.

 

3ª.- Se premiará un libro de poemas, cuya extensión oscile aproximadamente entre los 300 y los 500 versos. El tema de los poemas será libre, así como sus aspectos formales (métrica, rima, etc.) Cada autor podrá presentar un solo trabajo.

 

4ª.- Los originales se presentarán, por una parte, en papel, en una sola copia, impresos preferiblemente por las dos caras y grapados o cosidos. Los originales irán sin el nombre del autor, identificados sólo con el título, incluyendo en un sobre cerrado la identidad, las señas del autor, fotocopia de DNI, su número de teléfono y una dirección de correo electrónico, así como una breve reseña bio-bibliográfica. No serán admitidos aquellos trabajos que lleven alguna identificación de su autor. Se enviarán antes del 11 de Mayo de 2020 a la BIBLIOTECA PÚBLICA SAN JUAN DE LA CRUZ, DE CAZALLA DE LA SIERRA, c/ Plazuela, nº 32, 41370 Cazalla de la Sierra (Sevilla), haciendo mención en el sobre al Decimoctavo Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello. Por otra parte, se remitirá por correo electrónico, y en el mismo plazo temporal, en archivo adjunto, en formato Word o PDF, la obra presentada, a la dirección de correo: eduardo@asociacioncarmenmerchan.com El asunto del correo electrónico será el título del original presentado en papel. No se admitirá a concurso ningún trabajo que no se reciba en las dos modalidades, sin excepción alguna.

 

5ª.-  Se establece un único premio, dotado económicamente con 1.200 euros, sujeto a las retenciones fiscales correspondientes, y la edición del libro, del que se hará entrega al autor premiado de 20 ejemplares. El galardonado no percibirá derechos de autor por esta edición, los cuales se consideran satisfechos con la cuantía del premio

 

6ª.- El Jurado que estará constituido, al menos, por tres personas representantes de la Asociación convocante (una de las cuales actuará como Presidente) y otras dos personas designadas por la ASOCIACIÓN CULTURAL “JOSÉ MARÍA OSUNA” y la BIBLIOTECA PÚBLICA SAN JUAN DE LA CRUZ, tendrá capacidad para interpretar las bases. Fallará el Premio, que no podrá ser declarado desierto, ni compartido, antes del 30 de Junio de 2020.

 

7ª.- Los premios se entregarán en CAZALLA DE LA SIERRA en un acto público al caer la tarde del martes inmediatamente siguiente a la celebración de la Romería anual, en el mes de Agosto, que este año lo es el día 11, para lo cual será imprescindible la presencia del poeta premiado, que será avisado con antelación. Si el poeta ganador no residiera en España, podría estar representado en dicho acto. El alojamiento en Cazalla de la Sierra del poeta premiado en la noche de entrega de los premios correrá a cargo de los organizadores.

 

8ª.- Los trabajos no premiados serán destruidos y los archivos electrónicos borrados. No se mantendrá, en ningún caso, correspondencia con los autores de las obras presentadas, salvo la notificación que falle el Jurado.

 

9ª.-  El poeta premiado accederá a que, además de la edición del libro, algún poema sea publicado en la Revista de Cazalla de 2020  y en la página web de la Asociación Carmen Merchán Cornello (www.carmenmerchan.com), así como, si lo considerase oportuno dicha Asociación convocante, en alguna otra publicación conmemorativa de los premios. No obstante, la propiedad intelectual del libro será siempre de su autor.

 

10ª (y última) .-  El hecho de participar en este concurso implica la aceptación de todas sus bases. Las decisiones y el fallo del Jurado serán, en cualquier caso, inapelables.

 

NOTA: Para cualquier aclaración sobre esta Convocatoria pueden dirigirse a Monte Falcón, en  la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz de Cazalla de la Sierra (biblioteca@cazalla,org), o al correo de la Asociación convocante: (eduardo@asociacioncarmenmerchan.com ). Este Premio se financia con las aportaciones de los miembros de la familia Merino Merchán, las cuotas de los socios de la Asociación Carmen Merchán Cornello y la colaboración de Hotel Posada del Moro, de Cazalla. La edición del libro premiado se hace con la colaboración del Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra.  

 

En Cazalla de la Sierra, a 20 de Enero de 2019.

 

FALLADO El Premio de Poesía CARMEN MERCHÁN CORNELLO XVIII

Fallado el XVII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen Acta XVII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/ Cazalla de la Sierra 2019

En Cazalla de la Sierra, en la mañana del día 22 de junio de 2019, se constituye el Jurado que habrá de fallar el Premio de poesía Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra 2019, compuesto por Jacoba Merino Merchán, Leopoldo Espínola Guzmán, Enrique González Pol y Antonio Parrón Camacho,

Al Premio concurren un total de 96 libros, procedentes de las diversas zonas del territorio nacional y de varios países extranjeros; registrándose más de 60 procedencias diferentes. De ellos se declaran válidos para concursar por cumplir todos los requisitos para ello 88. (Varios trabajos fueron enviados por correo electrónico, pero no en papel y viceversa; algunos otros se retiraron a petición de los concursantes). Tras los procesos selectivos previos se entregan al Jurado 10 libros.

El Jurado decide por Unanimidad premiar el libro La casa. Abierta la plica correspondiente, el libro ganador resulta ser de Salvador García Ramírez (Rus, Jaén, 1958; residente en Baeza). Profesor de física, tiene publicados varios libros de poesía. Y ha obtenido diversos premios, entre los que destacamos, El Olivo (Ayuntamiento de Jaén); Ciudad de Alcalá de Henares; Justas Literarias de Reinosa

Los libros que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas o títulos siguientes: Heredar la lluvia y Hombre gris sobre ciudad fantasma.

El libro que ha obtenido el XVII Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra estará disponible en parte para su lectura en la página web de la Asociación convocante, www.carmenmerchan.com

El acto de entrega de los premios tendrá lugar en la noche del martes día 13 de agosto de 2019 en Cazalla de la Sierra, con la presencia de la poeta premiada.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Luis Miguel Benito Benito, Víctor Carrascal Fuente, Carmela Santonja Merino y Eduardo Merino Merchán. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Cazalla de la Sierra, 22 de junio de 2019

Acta XVII PREMIO DE POESÍA

 

También se decidió el premio de reconocimiento  especial 2019

Libro Ganador

La casa de Salvador García Ramírez

Algunos de los poemas de La casa:

 

La casa grande

bosteza en el crujido de la aldaba

al descorrerse.

Es junio y la frescura de las nueve

de un domingo

la que sopla en la rendija del silencio

y sube a tu buhardilla

ahíta de campanas trasnochadas.

 

Remotamente:

mitad por los rellanos,

asmático y sutil como un murmullo;

mitad volátil,

te sube el eco de una calle sin bullicio

cruzando la lucana de los pájaros,

sereno como tú,

tan de puntillas.

 

Parece que lloviera en el cobijo

de esta balsa amasada con recesos.

Delgado es el murmullo

y poco ha de durar la conjunción

de sombra y lentitud

que cubre el lucernario.

 

Suele trenzarse el aire

en el vano indefenso de las puertas.

Mientras tanto amanecen junto al péndulo

en enjambre las horas.

 

Sobrevuelan las teclas

sobre el instante irrevocable

de este invierno minúsculo

que turba el inventario de las formas.

Se apaga el filamento de la radio.

 

Parece que lloviera y es el cielo

escanciando su peso en los rincones

mojados de penumbra.

 

Rebosa el tiempo.

La lucidez fecunda las libretas.

En la desembocadura de la intimidad:

a medio abrir los libros.

 

No sé que es más eléctrico

si el azul de este cielo que se estría

tras la persiana,

o la bocanada marina

de la sábana al sol bajo la pérgola.

 

Ensangrientan los pétalos

la cerámica húmeda

donde escurre el color

por esta primavera de entretiempos.

 

Asoma a la baranda el equilibrio

del eco de la cal que al mediodía

inunda con tesón

la sombra y las mañanas.

 

La penumbra se encierra en cada cerradura,

detrás del estandarte del lino en los visillos.

Reverbera el secreto de las cómodas.

El sur robó la luz a la tiniebla.

 

 

Premio reconocimiento especial 2019

La Asociación Cultural Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra, decidió en su junta de 2012 promover, conjuntamente con el premio de poesía Carmen Merchán y para ser entregado en el mismo acto que éste, un Reconocimiento especial para aquella o aquellas personas, asociaciones, instituciones, empresas, etc., que hayan desarrollado o estén desarrollando una labor especial en beneficio de los cazalleros o de Cazalla.

En está edición se ha decidido otorgar el premio a Francisco Rivero Teyssiere, por las razones descritas en el acta del premio.

Se le hará entrega del premio con un diploma y regalo en la noche del martes 13 de agosto de 2019 en Cazalla de la Sierra.

Acta de Reconocimiento especial 2019

« Siguientes entradas