Categoría: Poeta Ganador

Fallado el XIX Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen Acta XIX Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/ Cazalla de la Sierra 2021

En Cazalla de la Sierra, en la mañana del día 19 de junio de 2021, se constituye el Jurado que habrá de fallar el Premio de poesía Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra 2019, compuesto por Jacoba Merino Merchán, Leopoldo Espínola Guzmán, Enrique González Pol y Antonio Parrón Camacho,

Al Premio concurren un total de 126 libros, procedentes de las diversas zonas del territorio nacional y de varios países extranjeros. Tras dos procesos selectivos previos se entregan al Jurado 12 libros.

El Jurado decide por Unanimidad premiar el libro Penélope a la orilla de la noche.  Abierta la plica correspondiente, el libro ganador resulta ser de Ana Vega Burgos (Villafranca de Córdoba, 1965). Autora de varios libros de poesía y de narrativa y galardonada en prestigiosos premios de poesía, el más reciente, el José Zorrilla de Valladolid.

Los libros que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas o títulos siguientes: Lápiz sin punta y Alondras

El libro que ha obtenido el XIX Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra estará disponible en parte para su lectura en la página web de la Asociación convocante, www.carmenmerchan.com

El acto de entrega de los premios tendrá lugar, si las circunstancias sanitariaslo permiten, en la noche del martes día 10 de agosto de 2021 en Cazalla de la Sierra, con presencia del poeta premiado.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Luis Miguel Benito Benito, Víctor Carrascal Fuente, y Emilio y Monte Merino Merchán. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Cazalla de la Sierra, 19 de junio de 2021

 

Libro ganador

Penélope a la orilla de la noche de Ana Vega Burgos

A continuación se reproducen 3 poemas del libro

Me soltaré los sueños lentamente, mirándote, 

desatando los nudos con un temblor de yemas.

Tú seguirás sonriendo, azul y triste como eres,

y a lo lejos, el mar

y una gaviota herida.

Volarán como plumas por las crestas de agua

entre sirenas negras, sin anclaje, mis sueños.

No encontrarán el puerto de tus labios.

Solo la sal, amor. Lo que nos queda.

Saborearás la miel de mis cabellos

al besarme los hombros con los ojos abiertos;

yo me estremeceré por el olor espeso

de tu aliento,

sangre de sueños rotos, abismados

de un golpe indiferente de tus olas abiertas.

No espero que regresen (mis sueños) a la orilla,

deshechos como crines de caballos ahogados.

No galoparé más en pos de los diamantes

negros, por más que brillen

como brilla el amor que se nos niega.

He visto demasiado mar, mar suficiente

para morir de sed a besos de sirenas.

 

El hielo de los vasos me recuerda a tus ojos: 

tan hermosos y límpidos

van destilando frío lentamente

como un veneno de serpiente nórdica,

deshaciéndose en brillos engañosos que al fin

cuando quieres beberlos

-o cerrarlos a besos-

se han disuelto en ausencia

y tan solo pervivirá en mis labios

el dulce escalofrío de su recuerdo.

 

Rueda mi corazón por las aceras. 

Me encuentro,

sombra de niña oscura,

atisbando detrás de los cristales

rotos, de aquellos bares

que antaño fueron nuestros.

Tú escapas,

fugaz, esquivo espectro,

por las esquinas de los besos náufragos.

Fallado el XVIII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen Acta XVIII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/ Cazalla de la Sierra 2020

Reunido por videoconferencia (Cazalla de la Sierra, Alanís, Madrid, Castellón), en sesión celebrada el día 4 de julio de 2020 el Jurado que ha fallado el Decimoctavo Premio de Poesía CARMEN MERCHÁN CORNELLO-CAZALLA DE LA SIERRA 2020 compuesto por: Eduardo Merino Merchán, Jacoba Merino Merchán, Ma Victoria Montoliu Ulldemolins, Leopoldo Espínola Guzmán, Enrique González Pol y Antonio Parrón Camacho.

Al Premio concurren un total de 382 libros, recibidos en esta convocatoria, de manera excepcional, sólo por correo electrónico. Se hicieron varias selecciones previas, de 46, 25 y 12 libros, de las cuales se fue informando en los canales habituales.
El Jurado, que ya disponía de los 12 libros previamente seleccionados, valoró sus méritos y tras varias lecturas, deliberaciones y reflexiones decide por Mayoría otorgar el premio al libro Lo que de amor yo sé. Abierta la plica correspondiente, el libro ganador resulta ser de Ricardo Bermejo Álvarez (Fuente de Cantos, Badajoz, 1961; residente en San Fernando, Cádiz). Autor de una amplia obra poética y galardonado en prestigiosos premio de poesía. Bermejo había ya obtenido nuestro premio en 2010, cuando éste se convocaba en la modalidad para un solo poema.
Los libros que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas o títulos siguientes: Sí, logos y Noticia del asedio.

Informado telefónicamente en el mismo acto el poeta del otorgamiento de su premio, el Jurado procede a su disolución en la tarde del 4 de julio de 2020. El libro que ha obtenido el XVIII Premio Carmen Merchán  Cornello/Cazalla de la Sierra estará disponible en parte para su lectura en la página web de la Asociación convocante, www.carmenmerchan.com, una vez que sea editado en papel.

El acto de entrega de los premios tendrá lugar, si las circunstancias sanitarias no lo impiden, en la noche del martes día 12 de agosto de 2020 en Cazalla de la Sierra, con presencia del poeta premiado.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Luis Miguel Benito Benito, Víctor Carrascal Fuente, y Emilio Merino Merchán. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de  la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Cazalla de la Sierra, 4 de julio de 2020

 

Libro ganador

Lo que de amor yo sé de Ricardo Bermejo Álvarez.

A continuación se reproducen 2 de los poemas pertenecientes al libro.

Mi corazón y el mar

A veces el amor me parece infinito,
tan minuciosamente inmenso y prodigioso
como las caracolas donde resuena el mar.

Entonces me enamoro de detalles minúsculos,
de, por ejemplo, cómo les hablas a los álamos
o caminas despacio, funambulescamente,
junto al río de la vida.

Y también me enamoro
de escoger las palabras con que intento decir
que a veces el amor se parece a la angustia
sin fin e irremediable del verso de Machado:
“Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar”.

A veces el amor parece estar de vuelta
de imposibles confines a los que no hay distancia
y me ofrece un adverbio de lugar junto a ti.

Entonces me enamoro de un bisiesto año luz
o ver girar los radios de nuestras bicicletas
mundo a través, de paso hacia nosotros mismos.

Y también me enamoro
de la mirada párvula, sin rumbo y sin destino
con que escrutas el mar resumido en un atlas
o contemplas la ausencia que se augura en el aire
cuando se ha disipado el humo de los barcos.

A veces el amor se parece a la magia
de nevar los almendros sobre el pecho de marzo
o sacarse del sueño un pañuelo interminable.

Entonces me enamoro de lo que no comprendo
pero me maravilla: de los tonos flamantes
con que la primavera repinta el mundo y tiñe
tu voz de transparencia.

Y también me enamoro
de ver llegar cigüeñas a las torres del pueblo
o de puntear la diéresis de esta íntima palabra
cuyo vuelo retorna del helor de otro río
cual alma fugitiva que viene a dar canciones.

Y a veces el amor no se parece a nada
de lo que sé o conozco
y es un escalofrío
al final de las tardes dulcemente lluviosas.

Por eso me enamoro, sin darme apenas cuenta,
del vaho de la vida que empaña la ventana
desde donde te miro llegar a este poema
con tu luz bajo el brazo.

Y también me enamoro
del lapso de penumbra que precede a las lámparas
o de oírte decir, como si declamases,
que a veces el amor se da un aire a los sueños
leídos en voz alta

y a esta melancolía.

Modus amandi

“… est amare sine modo”
(San Bernardo)

Amar así: sin nada

que quitarse o ponerse,

sin costumbre de encajes,

sin perjuros susurros,

sin contar con refuerzos,

sin garantía que cubra

los daños y las pérdidas,

dejando en prenda solo

un mortal compromiso

con el tiempo:

la vida.

Fallado el XVII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen Acta XVII Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello/ Cazalla de la Sierra 2019

En Cazalla de la Sierra, en la mañana del día 22 de junio de 2019, se constituye el Jurado que habrá de fallar el Premio de poesía Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra 2019, compuesto por Jacoba Merino Merchán, Leopoldo Espínola Guzmán, Enrique González Pol y Antonio Parrón Camacho,

Al Premio concurren un total de 96 libros, procedentes de las diversas zonas del territorio nacional y de varios países extranjeros; registrándose más de 60 procedencias diferentes. De ellos se declaran válidos para concursar por cumplir todos los requisitos para ello 88. (Varios trabajos fueron enviados por correo electrónico, pero no en papel y viceversa; algunos otros se retiraron a petición de los concursantes). Tras los procesos selectivos previos se entregan al Jurado 10 libros.

El Jurado decide por Unanimidad premiar el libro La casa. Abierta la plica correspondiente, el libro ganador resulta ser de Salvador García Ramírez (Rus, Jaén, 1958; residente en Baeza). Profesor de física, tiene publicados varios libros de poesía. Y ha obtenido diversos premios, entre los que destacamos, El Olivo (Ayuntamiento de Jaén); Ciudad de Alcalá de Henares; Justas Literarias de Reinosa

Los libros que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas o títulos siguientes: Heredar la lluvia y Hombre gris sobre ciudad fantasma.

El libro que ha obtenido el XVII Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra estará disponible en parte para su lectura en la página web de la Asociación convocante, www.carmenmerchan.com

El acto de entrega de los premios tendrá lugar en la noche del martes día 13 de agosto de 2019 en Cazalla de la Sierra, con la presencia de la poeta premiada.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Luis Miguel Benito Benito, Víctor Carrascal Fuente, Carmela Santonja Merino y Eduardo Merino Merchán. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Cazalla de la Sierra, 22 de junio de 2019

Acta XVII PREMIO DE POESÍA

 

También se decidió el premio de reconocimiento  especial 2019

Libro Ganador

La casa de Salvador García Ramírez

Algunos de los poemas de La casa:

 

La casa grande

bosteza en el crujido de la aldaba

al descorrerse.

Es junio y la frescura de las nueve

de un domingo

la que sopla en la rendija del silencio

y sube a tu buhardilla

ahíta de campanas trasnochadas.

 

Remotamente:

mitad por los rellanos,

asmático y sutil como un murmullo;

mitad volátil,

te sube el eco de una calle sin bullicio

cruzando la lucana de los pájaros,

sereno como tú,

tan de puntillas.

 

Parece que lloviera en el cobijo

de esta balsa amasada con recesos.

Delgado es el murmullo

y poco ha de durar la conjunción

de sombra y lentitud

que cubre el lucernario.

 

Suele trenzarse el aire

en el vano indefenso de las puertas.

Mientras tanto amanecen junto al péndulo

en enjambre las horas.

 

Sobrevuelan las teclas

sobre el instante irrevocable

de este invierno minúsculo

que turba el inventario de las formas.

Se apaga el filamento de la radio.

 

Parece que lloviera y es el cielo

escanciando su peso en los rincones

mojados de penumbra.

 

Rebosa el tiempo.

La lucidez fecunda las libretas.

En la desembocadura de la intimidad:

a medio abrir los libros.

 

No sé que es más eléctrico

si el azul de este cielo que se estría

tras la persiana,

o la bocanada marina

de la sábana al sol bajo la pérgola.

 

Ensangrientan los pétalos

la cerámica húmeda

donde escurre el color

por esta primavera de entretiempos.

 

Asoma a la baranda el equilibrio

del eco de la cal que al mediodía

inunda con tesón

la sombra y las mañanas.

 

La penumbra se encierra en cada cerradura,

detrás del estandarte del lino en los visillos.

Reverbera el secreto de las cómodas.

El sur robó la luz a la tiniebla.

 

 

Fallado el XVI Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen del acta

En Cazalla de la Sierra, en la mañana del día 23 de junio de 2018, se constituye el Jurado que habrá de fallar el Premio de poesía Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra 2018, compuesto por los poetas Víctor Carrascal Fuente, Leopoldo Espínola Guzmán, Práxedes Ortiz Mateo y Antonio Parrón; y por Eduardo Merino Merchán, en representación de la Asociación Carmen Merchán Cornello, convocante del premio.

Al Premio concurren un total de 180 libros, procedentes de las diversas zonas del territorio nacional y de varios países extranjeros; registrándose más de 100 procedencias diferentes. De ellos se declaran válidos para concursar por cumplir todos los requisitos para ello 121. (Varios trabajos fueron enviados por correo electrónico, pero no en papel y viceversa; algunos otros se retiraron a petición de los concursantes)

El Jurado decide por Unanimidad otorgar el premio al libro Levedad de lo eterno, presentado bajo el lema Leonor de Aquitania. Abierta la plica correspondiente, el libro ganador resulta ser de María Luisa García-Ochoa Roldán (Madrid, 1955). Tiene publicados varios libros de poesía y prosa. Y ha obtenido diversos premios, entre los que destacamos, el Paul Beckett y Alcaraván (ambos en 2014). Pertenece a la Escala Facultativa de Archivos, Bibliotecas y Museos de la Universidad Complutense de Madrid.

El Jurado comunica que los libros que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas o títulos siguientes: Estiaje; Hebra de luz y El mundo ha comenzado a ser ceniza. Valorándose la alta calidad de todos ellos, así como del resto de los preseleccionados.

El libro que ha obtenido el XVI Premio Carmen Merchán Cornello/Cazalla de la Sierra estará disponible en parte para su lectura en la página web de la Asociación convocante, www.carmenmerchan.com

El acto de entrega de los premios tendrá lugar en la noche del martes día 14 de agosto de 2018 en Cazalla de la Sierra, con la presencia de la poeta premiada.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Luis Miguel Benito Benito y de Jacoba Merino Merchán. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Acta Jurado

Libro Ganador

Levedad de lo eterno de María Luisa García-Ochoa Roldán

Algunos poemas de Levedad de lo eterno:

 

Hay algo que conmueve, aquí entre estas rejas.

Se agita en mi interior como una ciega hormiga,

quiero abrir la cancela sabiendo que no hay llave

en este columbario de cenizas y sombras,

callejón sin salida, soledad sin espacio,

no veo las alondras ni oigo gritos mundanos,

solo arañas trepando por este muro infame.

Quiero la libertad, por eso sueño ahora

con una cálida playa.

 

Sé que el camino es duro, que no hay fácil jornada,

a veces es montaña que con fatiga asciendo

y otras es un vergel por donde el agua corre.

A veces hay caimanes que luchan contra hormigas,

hay pájaros carpinteros que aman las arañas.

Todo es posible aquí, hay tanta claridad.

 

Sueño con un lugar sin tristeza ni olvido,

un espacio de gloria, una tierra encendida,

con luz de amaneceres que mi sombra acompañe.

Es tan solo mi orgullo, vanidad sin contornos

que lucha por doquier con imbatible afán.

 

Mi deseo es gigante, viaja dentro de mí,

polizón que navega con baúles repletos,

con la suerte ya echada, sabiendo su destino.

Su corazón salvaje no quiere pesadumbre

ni fría soledad, ni mirada perdida.

Muchos días le veo, desayuno con él.

Fallado el XV Premio de Poesía Carmen Merchán Cornello

Resumen del acta

En Cazalla de la Sierra, en la mañana del día 17 de junio de 2017, se constituye el Jurado que habrá de fallar el Premio de poesía Carmen Merchán/Cazalla de la Sierra 2017, compuesto por los poetas David Morello Castell, Leopoldo Espínola y Antonio Parrón; y por Enrique González Pol, Jacoba Merino Merchán y Eduardo Merino Merchán, en representación de la Asociación Carmen Merchán Cornello, convocante del premio.

Al premio han concurrido en total 270 trabajos (no se tienen en cuenta los recibidos por correo electrónico, por no contemplarlo las bases), procedentes de toda la geografía nacional (especialmente de Madrid, Sevilla y Castilla-La Mancha) y de Argentina, Alemania, Cuba, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Israel, México, Suiza y Uruguay; registrándose más de 130 procedencias diferentes.

El Jurado examinó los 22 poemas previamente seleccionados, y tras sus deliberaciones decidió otorgar, por Mayoría, dicho premio, dotado con 1500 euros, al poema Como si fueran ángeles, presentado bajo el lema Asus. Abierta la plica correspondiente, el poema ganador resulta ser de Manuel Laespada Vizcaíno, nacido en Albacete en 1958, ciudad en la que actualmente reside.

Tiene publicados varios libros de poesía y prosa. Y ha obtenido diversos premios, entre los que destacamos, el Tardor de Castellón (desgraciadamente desaparecido), Ciudad de Mérida; Ciudad de Pamplona, Luis Feria, Ángel Crespo.

El Jurado comunica que los poemas que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas siguientes: De las formas de la luz; Azar del héroe y La llamada.

El acto de entrega de los premios tendrá lugar el día 15 de Agosto de 2017, en Cazalla de la Sierra, con presencia del poeta ganador que leerá su poema. El poema premiado estará disponible para su lectura en la página web de la Asociación convocante,

www.carmenmerchan.com, en los próximos días.

(nota: El Jurado quiere agradecer la colaboración en diversas tareas de Víctor Carrascal Fuente, y Luis Miguel Benito Benito. Así como las atenciones recibidas en la Biblioteca Pública San Juan de la Cruz, y por la Alcaldía y Concejalía de Cultura de Cazalla de la Sierra)

Poema premiado

Como si fueran ángeles de Manuel Laespada Vizcaíno

Poema Ganador XIV premio

En Cazalla de la Sierra, el 18 de junio de 2016, con la presencia institucional del Alcalde D. Sotero Martín para dar la bienvenida al Jurado que habrá de fallar el Premio de poesía Carmen Merchán 2015, se constituye dicho Jurado, compuesto por los poetas Jesús del Real Amado, Leopoldo Espínola y Antonio Parrón; y por Enrique González Pol y Eduardo Merino Merchán, en representación de la Asociación Carmen Merchán Cornello, convocante del premio Tras dos procesos selectivos previos, el Jurado decidió otorgar, por Unanimidad, al poema Diferente es el canto de los pájaros, presentado bajo el lema Nunca es ayer. Abierta la plica correspondiente, el poema ganador resulta ser de Cristina Cocca Arnedo, nacida en Buenos Aires, española, residente en Madrid.

El Jurado comunica que los poemas que han optado en su fase decisiva al premio, además del premiado, han sido los que han concurrido bajo los lemas siguientes: El viento de tu ayer; Es algo que no hay e Inur. El acto de entrega de los premios tendrá lugar el día 16 de Agosto de 2016, en Cazalla de la Sierra, con presencia del poeta ganador que leerá su poema.

DIFERENTE ES EL CANTO DE LOS PÁJAROS – Cristina Cocca

No son estas las calles que evocamos,

remoto es el ladrido de los perros,

ajena la intemperie que tiembla en las estatuas.

Es distinta la sombra a medianoche

y febril ese viento que irrumpe en los portales.

 

También son otras voces las que anuncian

las lentas despedidas al pie de los andenes,

los besos desterrados al filo de los coches.

No son estos los días del otoño

que entonces nos llenaban de tibieza.

Ahora solamente este rumor

de escarcha entre los huesos.

Este pozo de frío por dentro de la sangre.

 

Queremos regresar y es imposible.

Solo cabe en la mano

un poco de ceniza,

el hueco tan oscuro después de la tristeza.

Dejamos olvidada la escayola,

el hierro y todo el barro que tuvo nuestra casa.

Deshabitado hogar,

desconocido el fuego.

 

Quizás reconozcamos aquellas escaleras

por donde hemos crecido nuestros pasos.

Pero ya no es posible que se puedan abrir

de nuevo las ventanas hasta encontrar la luz,

hasta sumar los sueños a pesar del derrumbe.

No existe ya el tejado para seguir subiendo.

 

Y vemos que los bares son los mismos

aunque el café no deje

la dulce quemazón sobre la lengua.

En un escaparate, languidece la ropa

sobre algún mortecino terciopelo de antaño

mientras amarillean los periódicos

dispersos por el suelo.

No reflejan igual nuestras miradas

los rostros de la gente.

 

Nos hundimos de golpe por dentro de otra lluvia.

Solo vemos paisajes de nieve en las baldosas.

 

Nos dejamos atrás las chimeneas,

el humo de una vida

apenas sospechada.

Nunca serán iguales los cantos de los pájaros.

 

Una fugaz mujer

tiene labios de hielo.

Nos ofrece sus ojos desvalidos

por todos los rincones.

Transitoria es su espalda al alejarse.

Quizás aún no sabe que está muerta.

 

Y aquel hombre desierto de caricias,

el francotirador

que apunta a la esperanza,

solo crispa sus manos delante del invierno.

 

La tarde nos ensucia

con un fulgor de plomo las farolas,

sobre el asfalto nuevo, se envejece el olvido.

Todo se hace invisible entre la niebla

que ocupa nuestros ojos

porque vemos que el sol se desbarata

encima de los muros

y en la cal se emborronan

los antiguos mensajes ya pintados.

 

Son otras las aceras y en nuestro callejero

se desdibuja el orden de los números

que entonces designaban territorios

por donde antes habíamos vivido.

 

Parece que son otros el tiempo y la memoria.

 

Y es posible que en todas las esquinas

se pierdan para siempre los años de la infancia.